Los gastos que se pueden reclamar

Si deseamos pedir un reembolso de nuestros costos por hipoteca, debemos conocer cuáles son los gastos que se pueden reclamar. Conociendo esto se nos hará mucho más sencillo determinar la cifra exacta que nos deben devolver.
Primeramente, es vital tener conocimientos de todo el efectivo que invertimos al momento de adquirir nuestra vivienda o inmueble, para luego, examinarlos y entender cuales podemos recuperar.

Existen dos grupos de costes hipotecarios, el dinero de compraventa, que contiene todo lo referente a la gestión y papeleo para poder tramitar la propiedad, y el efectivo por escritura de la hipoteca, el cual representa los gastos que se pueden reclamar, estos le corresponden a la entidad bancaria como sujeto interesado en esta parte de la transacción.
Así mismo, esto se encuentra dictado por la ley y es una obligación del banco responder por ello, si el cliente así lo desea.
Conociendo esto, los gatos que se pueden reclamar son:

  • Gastos notariales: representan entre el 0,1% y 0,5% de la responsabilidad hipotecaria
  • Gestoría: siempre y cuando esta haya sido puesta por el banco
  • Gastos de registro de la propiedad: lugar donde se registra la hipoteca
  • Impuestos: correspondientes a los Actos jurídicos Documentales (AJD)

De igual forma, la tasación de vivienda se encuentra entre los gastos que se pueden reclamar, siempre y cuando se haya realizado con una tasadora elegida por el banco, y no por el cliente.
Para pode optar por los gastos que se pueden reclamar, debemos disponer de las facturas de dichos costos, teniendo así respaldo legal de nuestras cifras. Seguidamente, contactar a nuestra entidad bancaria y solicitar el reembolso del dinero, si esta instancia no funciona, se puede proceder a colocar una reclamación formal.